Test
Students For Liberty is the largest pro-liberty student organization in the world.
To get started, please select your region on the map.

Don't tread on anyone

Liberalismo: Sendero del feminismo

By

Artículo escrito por María Eugenia Saavedra Chacón, estudiante de Psicología y Nutrición.

Quienes nos damos a la tarea de demostrar que son las ideas de la libertad las mejores para el progreso y la felicidad de todos los individuos, nos encontramos en el desafío de comunicar efectivamente a qué nos referimos con libertad y muchas veces fracasamos en demostrar la versatilidad de las ideas y cómo estas están presentes en las bases de movimientos y grupos que hoy se han alejado de sus filosofías iniciales. Como es el caso del abanderamiento del feminismo por grupos opuestos a la libertad, lo que es contradictorio, porque el feminismo en su génesis es liberal, aspira a la igualdad ante la ley y la libertad de las mujeres para explotar sus potenciales, ser creativas y felices bajo sus propios términos, cosa que es posible únicamente en un mundo libre.

No pretendo aquí dar una cátedra prolija de la antropogonía del feminismo pues para eso debería ser historiadora, socióloga u otro tipo de profesional afín al estudio de fenómenos sociales, y no lo soy. Sin embargo, me genera disonancia no solo ver como son otros grupos los que están al frente del feminismo, sino ver cómo el liberalismo ha dejado de reclamar esta como una iniciativa liberal y ha permitido que se use como un argumento contra las ideas de la libertad, lo que es absurdo. Mi propósito aquí es justificar que son las ideas de la libertad las que han servido de escalón para las mujeres y porqué es importante que estén presentes en el diálogo actual.

Empezando con dos textos importantes, clásicos que registran los logros de la mujer en el camino hacia la libertad: Vindicación de los Derechos de la Mujer (1792) y la Declaración de Sentimientos (1848). En el primero Mary Wollstonecraft describe a las mujeres y a los hombres como seres igualmente racionales y morales, merecedores de la misma educación. Asigna gran importancia a la educación como instrumento para la búsqueda de la felicidad. El segundo es una declaración firmada durante la primera Convención sobre los Derechos de la Mujer en Estados Unidos, se refiere a las restricciones por parte del Estado hacia la mujer para acceder a educación, poseer propiedad y ejercer el sufragio y el liderazgo organizacional.

En Enfranchisement of Women (1851) Harriet Taylor-Mill presenta el caso para los derechos de ciudadanía para la mujer y la ineptitud bajo el discurso que establecía que las mujeres eran no aptas para ejercer los derechos que acompañarían a un estatus de ciudadana. Taylor-Mill también defiende la apertura del mercado laboral para las mujeres, argumentando que la única forma de saber si una mujer es apta para un cargo es que lo demuestre, mientras tanto su incompetencia es una mera suposición.  Además, el mercado se beneficia de la competencia, los cargos se ocupan por el individuo más capacitado sin distinción de sexo. 

En The Subjection of Women (1869), John Stuart Mill y Harriet Taylor-Mill razonan sobre la supeditación de las mujeres y ensayan elocuentes argumentos sobre los beneficios de la emancipación femenina y su participación en el espacio laboral y político. Exponen lo absurdo de la privación del derecho al sufragio, lo desatinado de comparar las capacidades entre hombres y mujeres basándose en diferencias neuroanatómicas y lo desventajoso del matrimonio para una mujer en lo que debería de ser un matrimonio de iguales.

La Mística de la Femineidad (1963), libro en el que Betty Friedan expone los resultados de su estudio con estudiantes de college y revela la insatisfacción que gobernaba la vida de las mujeres que, a pesar de ser capaces de estudiar y ejercer algunos de sus derechos fundamentales, sentimiento que bautiza como el malestar sin nombre. Las sujetos sienten que sus historias de vida seguían siendo redactadas por la mano invisible de las expectativas sociales y culturales para una mujer de la época. Al leer las palabras de Friedan resuena en mi cabeza un deseo de las mujeres para ser capaces de encontrar la felicidad y de definir lo que esta significa para cada una. Reconoce que la felicidad de las mujeres no es una sola, pues como seres individuales tienen deseos y anhelos individuales.

Actualmente la literatura es tan basta como las corrientes en las que se ha diversificado (dividido) el pensamiento feminista. Sobre feminismo liberal María Blanco en su libro, Afrodita Desenmascarada: una defensa del feminismo liberal (2017), hace una revisión histórica del feminismo y procede a plantear sus opiniones sobre temas que conciernen al feminismo actual desde una perspectiva liberal, siempre reconociendo esferas de pensamiento opuestas y sin ánimos de pretender representar a una masa de mujeres de cualquier ideología pues todas son diferentes. Aborda conversaciones difíciles en el espacio liberal como el aborto, la brecha salarial y la discriminación. Resulta novedoso e interesante leer sobre lo anterior desde su esfera de pensamiento, evidenciando la importancia de la participación de personas de todo pensamiento en estas conversaciones, y contrariando la polarización del discurso.

Las ideas de la libertad siempre han sido, y seguirán siendo, las mejores para defender la libertad de las mujeres, y de todos los individuos. Evidentemente las pioneras del feminismo han encontrado refugio, bastón y alianza en estas ideas. No hay ningún libertario congruente que se oponga a la libertad de la mujer, ni de ninguna persona en general. No nos ocultamos tras discursos seductores pues nuestra premisa es simple, todas las mujeres son libres para: ser felices bajo sus propios términos, participar en todos los asuntos y espacios que deseen, de competir en el mercado y desarrollar sus potenciales.

Referencias:

  1. Wollstonecraft, M. (1792) Vindicación de los Derechos de la Mujer  
  2. Stanton, E.C. (1848) Declaración de los Sentimientos 
  3. Taylor-Mill, H. (1851) Enfranchisement of Women 
  4. Mill, J. S. y Taylor-Mill, H. (1869)The Subjection of Women 
  5. Friedan, B. (1963) La Mística de la Femineidad 

Blanco, M. (2017) Afrodita Desenmascarada: una defensa del feminismo liberal


Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty Inc. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa.

If you enjoy reading our blog, be sure to subscribe to our mailing list for more content and updates.


Write for Us

Our Writers

X