Test
Students For Liberty is the largest pro-liberty student organization in the world.
To get started, please select your region on the map.

Don't tread on anyone

Feminismo, y lucha de sexos

By

Mujer de «armas tomar», que tiene como  heroína a Juana de Arco, o a las Amazonas, que usan armadura, y cabalgan para cruzar la frontera de los sexos.


avatar

Tatiana Araceli Ayala Higino

Soy Egresada de Administración, Miembro del Club Libertad Argentina


iAy, Dios mío, por qué no me has hecho nacer varón para servirte mejor con todas mis inclinaciones, para que no me equivoque en nada y tenga esta gran perfección que dicen tener los hombres!, extracto del libro «El libro de las damas», de Christine de Pizan.

Con Christine de Pizan, y su obra ya mencionada, escrita en 1405, se puede dar indicios a  la rebelión de las mujeres, con este primer libro en rechazo a la represión en que vivían las mujeres, defendiendo los derechos de las mujeres.

Siempre se resalta la misoginia que hay en las Sagradas Escrituras; sin embargo, no entraré a detalle de las críticas o censuras que se encuentran dentro de ella, solo hago relucir esta introducción, pues particularmente Dios crea a la mujer tanto como al hombre para completar su máxima creación. Asimismo, resaltar al personaje que influye en Christine de Pizan, su padre, Tomás de Pizan, quién a comparación de su madre, que la preparaba para realizar labores del hogar, el influyó en ella para que se dedicará a los estudios, y le permite crecer en un entorno académico.


Es en la época del Renacimiento, donde aparece un Sacerdote Católico, así es entonces, no todo lo que venga de lo católico puede ser malo,  Francisco Poullain de la Barre, Padre del Feminismo,  con la frase «la mente no tiene sexo», en su polémico libro «La igualdad de los sexos», quien también suscribe:

“Dios une la mente al cuerpo de la mujer del mismo modo que al del hombre, y los une por las mismas leyes. Los sentimientos, las pasiones y las voluntades realizan y mantienen esta unión, y como la mente no opera de modo diferente en un sexo que en el otro, es igualmente capaz de las mismas cosas.” (Francisco Poullain de la Barre).

Por otro lado, tengo que hacer mención a Jhon Stuart Mill, liberal,que se mostraba presto a combatir el estancamiento político, intelectual y moral, quien con su obra » Tratado de la Esclavitud Femenina», obtuvo una participación importante durante la Primera Ola del Feminismo Liberal. Quien además contribuye, siendo elegido Parlamentario por el Partido Liberal realizando una enmienda, a favor del sufragio femenino.

Sin embargo, las relaciones sociales entre ambos sexos, aquellas que hacen depender a un  sexo del otro, en nombre de la ley, son malas en sí mismas, y formar hoy uno de los principales obstáculos para el progreso de la humanidad; entiendo que deben sustituirse por una igualdad perfecta, sin privilegios ni poder para un sexo ni incapacidad alguna para el otro. (Jhon Stuart Mill)

La mujer como tal, a través de la historia primitiva, durante el periodo de esclavitud, Edad Media, busca la forma concreta de hacer libertad, y se logra al acceder con el derecho al sufragio, cuando el 19 de Setiembre de 1893, se aprobaba la nueva ley electoral en Nueva Zelanda, donde las mujeres obtienen su derecho al sufragio. En Perú, se consigue este derecho, el 17 de Setiembre de 1955, 62 años más tarde.

El feminismo, como tal, busca la igualdad, que la mujer sea tratada como Ser Humano, y esto se ve en la lucha que ésta misma realiza a través de la historia:

“No deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas.” (Mary Wollstonecraft).

Lo anterior ha provocado que en la Actualidad, haya diversos grupos feministas, así como feministas radicalizados, que de manera personal, tergiversan el feminismo al usar la victimización buscando la obtención de subsidios por parte del estado, donde se pierde el verdadero objetivo. El feminismo no busca la «Lucha de géneros», lo cual genera más conflictos y, rechaza la violencia en todas sus formas, es decir,  no desea mostrar ni superioridad ni inferioridad ante los hombres, sino la igualdad en todos sus aspectos. Por lo que concluyo con la siguiente frase:

“VICTIMIZAR A LA MUJER NO ES EMPODERARLA. DEMONIZAR AL HOMBRE NO ES EMPODERAR A LA MUJER […] FOMENTAR EL DISCURSO DEL ODIO NO AYUDA A LA CONVIVENCIA EN IGUALDAD DE CONDICIONES ANTE LA LEY.” (María Blanco González)

Recomendación de lectura: https://fppchile.org/wp-content/uploads/2018/07/Book-review-afrodita-desenmascarada-el-feminismo-olvidado-fpp.pdf



Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty Inc. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa

Write for Us

Our Writers

X