Test
Students For Liberty is the largest pro-liberty student organization in the world.
To get started, please select your region on the map.

Ideal Libertad

Del Mejor Líder, al Mejor Dictador

By

Al pensar en la figura de un líder, hay una serie de características que aparecen en nuestra mente,  algunas muy generales y otras muy específicas que en su conjunto conforman la “fórmula maestra” para ser la mejor versión de uno, o la  peor versión mejor equipada.


avatar

Eslibertad Guest Author

Coordinador junior y estudiante de “Licenciatura en Marketing” en la Universidad Siglo 21 y una diplomatura de Marketing digital en Neetwork Business School. Escritor aficionado  de historias de suspenso,acción y policiales con un gran interés en la historia antigua, la política y la economía


Tomando de referencia distintos artículos sobre liderazgo, libros dedicados, entrevistas y algunos tutoriales en Youtube (para equilibrar la balanza de expertos), podemos nombrar las características que hacen brillar a los diamantes en bruto: capacidad de tomar de decisiones  correctas bajo presión; análisis profundo del entorno; amplios conocimientos;  convicción desmesurada  para lograr un objetivo; hacer que todas las personas a su cargo logren identificarse con él;  gran carisma capaz de influenciar tanto a personas cautas como incautas; y por último pero no menos importante, aparente entereza y humildad  al actuar, sacando lo mejor de cada uno de sus seguidores.

Luego de leer el párrafo anterior al menos tres veces, y sobre analizarlo, algunos notarán lo inquietante que es la cantidad de poder que pueden poseer algunas personas. La mezcla de aquellos elementos tiene cuatro resultados altamente dependientes de un catalizador intrínseco en cada persona, haciendo que la presencia (o ausencia) de ellos determine el accionar final de la misma y a su vez, la de todos aquellos afines a ella:

  1. Empatía: Daría como resultado una persona preocupada, cuidadosa y que conecta con las necesidades de sus pares, pero capaz de sortear cada obstáculo de forma eficaz. La empatía es un elemento tan básico que los individuos dan por sentado, pero que es capaz de transformar a las masas en la mejor versión de sí mismos.
  2. Rencor: Una característica demasiado común hoy día, causando que aquellos con potencial de cambiar el mundo  terminan sembrando  semillas de frutos tan ácidos que destruyen la propia tierra que ellos buscan cosechar, no sin antes ser testigos de su  florecimiento. Ninguna acción guiada por esto llegará a buen puerto por más noble que sea, estando destinada a naufragar o  autodestruirse antes de poder observarlo. 
  3. Egoísmo: tal vez la razón más maquiavélica para comandar un grupo de personas. Impulsar, dirigir  y coordinar el accionar de otros para beneficio propio sintiéndose superiores moralmente a todos sus pares, es un acto recurrente que no atenta contra ninguna norma (o eso prefieren creer). Son líderes que si no cuentan con un “solvente” que contenga este sentimiento, llevan a la pregunta general: ¿Qué están dispuestos a sacrificar por lograr su objetivo?

Pero, ¿Qué sucede si una persona egoísta y rencorosa logra  conocer no solo las necesidades y sueños de las personas, sino también transformarla en una fe ciega en su persona, o su objetivo? Lo que sucede, es que se convierte en la bomba de tiempo perfecta.  Seres de alta influencia, poderosos  socialmente y con el ego tan alto que su caída conlleva en una crisis casi tan catastrófica como su momento de brillar, los llamados Dictadores. Estos existen desde el escalafón más bajo de las comunidades, hasta los círculos de influencia más alto a nivel global, conocidos de distinta forma  en cada lugar pero con la característica de ser temidos y amados por igual.

Cada uno de nosotros es capaz de ejemplificar los casos anteriores, e incluso de pensar nuevas formas (otros catalizadores) que podrían mejorar o empeorar estas combinaciones , pero la incógnita real es si seremos capaces de pensar cuál somos, cuál queremos ser y cuál debemos evitar. La libertad para elegir es tan grande como las cadenas que nos contienen, y somos todos capaces de cambiar  nuestro mundo de la forma que nos plazca,  ya que al final sembraremos las semillas de un árbol que entre todos cosecharemos, por más podrida que termine la fruta.


Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty Inc. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa

Write for Us

Our Writers

X