Test
Students For Liberty is the largest pro-liberty student organization in the world.
To get started, please select your region on the map.

Ideal Libertad

¿Quién fue Jhon Locke?

By

Artículo escrito por Agustín Pierini…

John Locke un reconocido filósofo contractualista nace en el año 1632 y muere en el año 1704, Locke pasaría a la historia como el padre del sistema económico y político hoy en día conocido como liberalismo, el cual basa su sistema de pensamiento en la defensa de las libertades individuales, sobrepasando el poder del Estado. Llegó a pertenecer a una de las sociedades científicas del Reino Unido más antiguas del mundo “The Royal Society”, donde además podemos encontrar a personalidades como Isaac Newton, todos los científicos de esta sociedad tenían un pensamiento empirista y Locke desarrollaría el empirismo en su teoría contractual. Él daría una visión empirista a su teoría política, analizando al hombre en su estado de naturaleza.

Locke recorrió gran parte del territorio holandés donde aprendió mucho de los protestantes arminianos, ellos eran seguidores del calvinista Arminio. Esta secta se negaba a la predestinación y además tenían como valor importante el trabajo constante de la tolerancia y como principal fundamento el no imponer a los demás las ideas propias y respeto por todas las religiones. Esta mirada de la realidad para Locke marcó una visión de apertura y convivencia entre las personas, que se refleja en su teoría política: la unidad de las personas y la importancia de tolerar al otro.

Luego, de todas estas experiencias en el año 1960 publicaría el famoso libro “Two Treatises of Government” (Dos tratados sobre el Gobierno). Esta obra se dividirá en dos partes, la primera es únicamente una crítica de John Locke a Sir Robert Filmer, “Patriarcha” en el cual este defiende la idea del poder divino a los Reyes, y la segunda parte del tratado veremos contenida toda la teoría del contrato social de John Locke.

Inicia su obra sobre el Tratado diciendo la siguiente frase, J. Locke (1746): “Para entender el poder político correctamente, y para deducirlo de lo que fue su origen, hemos de considerar cuál es el estado en que los hombres se hallan por naturaleza” (p3). 

Es importante darnos cuenta que su teoría política está influenciada por Hobbes en algunos aspectos, esta frase es un indicativo de cómo quiere empezar a comprender el estado de naturaleza del hombre partiendo de una frase similar al inicio de la obra “El Leviatán”.

Locke nos deja en claro que el hombre en un principio ha estado envuelto en un estado de naturaleza, donde los hombres gozan de extrema libertad entre sí, donde cada uno dispondrá de sus bienes y podrá controlar sus acciones libremente sin restricciones. 

Este Estado de Naturaleza es donde todos pueden ser iguales, y donde el poder es recíproco, y donde nadie contará con mayores bienes materiales.

John Locke se empieza a distanciar de Hobbes en el momento en el que este plantea que el hombre puede tener relaciones y encontrarse con otros antes de estar en una sociedad civil o Estado. Hobbes señala al hombre como lobo para el hombre (homo homini lupus), ya planteado anteriormente. Locke se niega a ver esta radicalidad en su teoría, si debe admitir que se podría llegar a alguna serie de conflictos referidos con la propiedad privada de cada uno, pero no al punto que plantea Hobbes. 

John Locke plantea en su teoría política que el estado de naturaleza es un estado pacifico, ameno, el cual permite la asistencia y defensa recíproca. Realiza una crítica a Hobbes al indicar que para este, es lo mismo el estado de naturaleza que un estado de guerra. Se plantea que en el estado de naturaleza el hombre podría llegar a dejarse dominar por las pasiones y emociones, ya que somos seres con dificultad para controlarlas, esto nos llevaría a que se viole la propiedad privada y la libertad de la otra persona, causando muertes y robos, lo que nos llevaría al estado de guerra, pero esto es muy diferente a lo que plantea Hobbes donde es una guerra de todos contra todos y por eso Locke lo critica sustancialmente en ese aspecto.

Locke sostiene su mirada de cooperación mutua en el estado de naturaleza, porque dice que al usar la razón y darse cuenta que todos somos iguales e independientes uno de otros, seguiremos las leyes naturales, procurando cuidar mutuamente la salud, la propiedad privada del otro y su libertad. Esta explicación de que el hombre debe usar la razón es importante porque además ayuda a darle sentido a porqué el hombre decide vivir en comunidad, para sentirse protegido y contenido en un ambiente seguro, en esta sociedad podrá además defender sus derechos naturales.

Locke básicamente explica que esto sucede por el uso de la razón, o como él lo menciona, la exigencia de la ley natural, como ya hemos dicho esta razón da conciencia al hombre de vivir en sociedad, es decir porque el hombre en el estado de naturaleza corre el peligro de que violen su propiedad privada y su libertad. Por esto podemos decir que el contrato no es obligatorio como plantea Hobbes, sino que surge del deseo del hombre de buscar seguridad.

John Locke explica que los hombres deben ceder sus derechos a otra persona, porque debe haber alguien que pueda imponer las leyes y castigarlas si estas se llegan a infligir. Por esto es necesario ceder poder a un tercero, ya que en el estado de naturaleza al ser todos iguales y libres podemos imponer nuestras propias leyes. Como hemos mencionado anteriormente, el humano es un ser pasional y por lo tanto en un sistema de estado natural el hombre sería imparcial al tomar decisiones, cuando se infrinjan las leyes. Por eso el hombre cuando decide entrar en la convivencia de una sociedad este entregara sus derechos de castigar y ser castigados si quebranta la ley. La finalidad última del hombre para reunirse en sociedad es en sí, la de salvaguardar sus bienes y su libertad.

Al plantear el contrato se ha menciona, en la consigna anterior, que hay un tercero al que los individuos ceden su poder, John Locke ve a esta persona como un cuerpo, un claro acercamiento a la teoría planteada en el Leviatán por Hobbes, pero a su vez plantea que este cuerpo es únicamente formado porque los hombres han decidido desde su consentimiento totalmente libre y voluntario crearlo. Más adelante, vemos como Locke se aleja aún más de Hobbes, porque plantea la idea de que este cuerpo puede ser disuelto, cuando las partes que lo componen estén en desacuerdo de seguir con el contrato, algo inaceptable para Hobbes. Además del planteo anterior, veremos cómo Locke reafirma su idea de cómo se construye el estado, simplemente a través de la voluntad de determinados hombres completamente libres, los cuales avalan la decisión de una mayoría y se integrarán en lo que se convertirá en una sociedad política. 

Al tener lo anterior en claro, Locke dice que para que una sociedad sea fructífera y logre llegar a buen puerto, cada hombre que compone parte de ese cuerpo debe trabajar para lograr los objetivos propuestos. Es por esto que Locke encuentra de suma importancia que haya una mayoría la cual tire para el mismo lado, y si una minoría decidiera separarse, esto llevaría a conflictos futuros, desencadenando posteriormente una fractura en los integrantes de la sociedad llevando a su disolución. Por eso esta mayoría es tan importante para mantener la estabilidad del contrato, ya que someterá a la minoría a acatar las decisiones que la mayoría tome. 

Esta mayoría es la parte fundamental del contrato social, porque sin esta no habría contrato alguno o no lograría funcionar.

Para este filósofo contractualista el que tiene el poder es principalmente aquel que tiene la capacidad de formular las leyes. A Locke no le interesa ver cuál es el mejor o peor sistema de gobierno, sino cómo se distribuye el poder, por esto mismo es considerado el padre del liberalismo.

 John Locke se interesó en ver cómo distribuir el poder y su control; y asegurarse de que los hombres tengan la mayor cantidad de libertad, sin entorpecer la del otro. 

Locke plantea que el Estado está dividido en dos poderes el Legislativo y el Ejecutivo, aunque menciona un tercero el Federativo, pero aclara que este podría ser absorbido por el Ejecutivo porque cumplen una función similar. 

Para Locke el sistema Legislativo es el principal del Estado, porque sin leyes no habría forma de mantener el orden y lograr que los individuos se queden en la sociedad.

Si el hombre resulta que corrompe o transgrede estas leyes el encargado de impartir un castigo es el Poder Ejecutivo. Sugiere que deben ser personas distintas las encargadas de estos dos tipos de Poder, porque sería una tentación muy grande para el humano contener tanto poder y eso podría causar que se aproveche de eso.


Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty Inc. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa.

Write for Us

Our Writers

X