Test
Students For Liberty is the largest pro-liberty student organization in the world.
To get started, please select your region on the map.

Corrección Política

El aborto en Argentina: discusiones dentro y fuera del liberalismo

By

En el artículo anterior tratamos de esbozar ciertos lineamientos generales de lo que acontece en el día a día de los argentinos, especialmente, aquellos que abogamos por el liberalismo. Las restricciones a las libertades individuales han sido muchas, aunque, en tal sentido, una gran cantidad de personas, liberales o simplemente defensores de la República, hemos salido a manifestarnos en contra de aquellas medidas de intromisión estatal, de ataque a los derechos naturales de la población y de abuso de autoridad por parte del soberano. 


avatar

Nicolas Pierini

1) Estudiante de la Licenciatura en Ciencia Política y el Profesorado y la Licenciatura en Geografía en la Universidad Nacional de Mar del Plata
2) Coordinador Senior y Director del Departamento de Estudios de Estudiantes por la Libertad Argentina


De todos modos, como enunciamos en aquel momento, las ideas de la libertad están en mucha mayor discusión que hace unos años. Es difícil comprender cómo, desde hace un par de años, discusiones que parecían imposibles de llevar a cabo, han logrado encontrar asidero en nuestro ser. Medios de comunicación, partidos políticos, gente del día a día y discusiones académicas ponen de relieve al individuo y sus particularidades, especialmente cuando estas son atacadas y reguladas desde las instituciones. Es condición necesaria agradecer tal particular participación, pero no podemos dejar de soslayar que recién empezamos a entrar en la vía pública. La pandemia ha ayudado a eso y a hacernos notar como parte de un mundo que es más que una burbuja. Estamos en un momento de profundas reflexiones y de presencia en las calles. El liberalismo popular nos agobia para bien y el elitismo es dejado de lado para nuestro propio bienestar como liberales. 

Ustedes, probablemente, se pregunten por la necesidad de escribir sobre el aborto y tomarlo como ejemplo propio de la batalla por las ideas de la libertad en un país que cada vez limita más a esta. El pueblo se moviliza por la libertad cuando encuentra indiferencia en el gobierno nacional. Movilizarse por la libertad comenzó siendo un reclamo al fin de las cuarentenas estrictas pero ha trascendido aquello. Comerciantes que no se creían liberales, ahogados por impuestos e imposibilitados de abrir sus comercios por una disposición oficial, padres que ven que sus hijos no pueden ir a las escuelas, o simplemente enamorados a distancia que no pueden ver a sus parejas, todos comienzan a comprender la necesidad de reclamar por mayor libertad y pelear en términos ideológicos contra este gobierno. Allí, el aborto ha podido ser un un punto de inflexión. Liberales a favor pidiendo por la libre decisión de la mujer y liberales en contra abogando por la defensa del feto por nacer. Todos y cada uno de ellos defendiendo ideas de libertad. Alumnos y padres desafiando a sus docentes que adoctrinan constantemente con ideas de izquierda, gente que se defiende de robos y se opone a su encarcelamiento y demás historias pequeñas, comienzan a ser la lucha que necesitamos en Argentina para no convertirnos en Venezuela. No es una situación fácil, pero es lograble. 

De esta manera, el hilo conductor de la serie de artículos que estoy escribiendo creo que se puede notar de manera tácita, implícita, sin ser escrita. Buscamos notar como la libertad se manifiesta en Argentina y como peleamos constantemente por ella. Hasta ahora, los resultados no han podido ser positivos, pero todos los días peleamos para que ello se logre. El aborto nos interpela y nos hace darnos cuenta que, más allá de la posición filosófica, todos estamos de acuerdo en la no sumisión estatal y en el alejamiento de un gobierno y de ideologías que usan este proyecto solo de manera electoral. Es difícil pelear por la libertad en Argentina, pero paso a paso lo estamos logrando..

Quiero referir a las disputas internas dentro de los partidos políticos, especialmente y, como lo es nuestro punto de interés, dentro del liberalismo. Particularmente, entre los liberales, el tema resultó ser álgido. No podemos dejar de soslayar que se encuentran liberales a favor del aborto y en contra del mismo. En ese sentido, más allá de mi posición personal, debo decir que siempre las argumentaciones hacia uno y otro lado se han dado dentro de un marco de respeto y propio entendimiento de las diferencias ya desde los referentes intelectuales y las bases de discusión, es decir, desde nosotros mismos, los liberales del día a día, como me gusta llamarlos. El liberalismo ha podido entender que tanto vida, como libertad individual y propiedad privada, aquellos 3 derechos naturales que desde la publicación del Segundo Tratado del Gobierno Civil de Locke se hacen partícipes de cada discusión en la que somos parte, pueden poseer diferentes interpretaciones y puntos a favor y en contra de cuestiones particulares. Si bien no entraré en detalle de los postulados hacia uno y otro lado por parte de Rand, Rothbard o cualquier otro intelectual que se les imagine, lo cierto es que debates profundos y elevados niveles de argumentación se pudieron notar desde el proyecto de 2018 hasta el aprobado de 2020 y la actualidad del 2021.

El aborto pone en jaque la importancia de uno u otro derecho, de la preponderancia y jerarquía de estos y de la concepción de la vida en todo su ser, los momentos precisos de su realización y su entendimiento como menester fundamentales de la legitimación o no de un asesinato en particular, de la culminación de una vida, de un parásito o de un cúmulo de células. Los liberales, por lo menos en Argentina, están en una gran mayoría en contra del aborto, pero eso no impide saber que muchos de ellos están a favor y con una multiplicidad interesante de postulados y razones de ambos lados del mostrador. El aborto emerge desde lo profundo de cada uno de nosotros, los liberales, como inicio desde el cual pensarnos en nuestras propias diferencias, pero eso no puede permitirnos desligarnos de la lucha por las ideas de la libertad que todos nosotros poseemos. El liberalismo no está en condiciones de llevar adelante una u otra bandera, pero sí de brindar los argumentos que tanto faltan en las discusiones oficiales. Mentiras, falacias y hechos incomprobables, amenazas, desencuentros, aprietes y sobornos deben ser atacados por liberales a favor y en contra del aborto para marcar las diferencias entre nosotros y ellos. Nosotros debemos llevar la bandera de la discusión en serio de un tema en serio, con personas en serio y repercusiones en serio.

El aborto no puede separarnos a los liberales. Así como algunos abogan por la culminación del Estado y por un anarcocapitalismo, mientras otros solo queremos un Estado pequeño, típico del liberalismo clásico y todos podemos convivir más o menos pacíficamente, lo cierto es que los liberales no pueden caer en insulsas divisiones internas simplemente por el aborto. 

Más bien, lo más importante es que no existen (creo) más problemáticas que tanta división nos generen. Debemos pelear contra los atropellos estatales y seguir en nuestra búsqueda de achicar el Estado y protegernos contra los embates contra los 3 derechos naturales: vida, libertad individual y propiedad privada. Movilizarse y pelear por la libertad en Argentina es mucho más que simplemente marchar a favor o en contra del aborto, de las restricciones estatales, de la liberación de presos, del copamiento del poder judicial o de la apertura de comercios; es estar día a día en búsqueda de un futuro mejor y un presente vivible. Día a día, miles suman su granito de arena, aunque no conozcan quién fue Hayek, Mises, Locke o cualquier otro autor que se les ocurra. Lo importante, creo humildemente, es encontrar el camino para poder llegar a la libertad como algo del día a día y no simplemente como un futuro cada vez más lejano, como está pasando hoy. Hasta el próximo artículo!

Atte

Nicolás Pierini. 

Estudiante de la Licenciatura en Ciencias Políticas y el Profesorado y la Licenciatura en Geografía en la Universidad Nacional de Mar del Plata (Buenos Aires, Argentina). Miembro del Comité de Ex Olímpicos y del Jurado de las Categorías A, B y C de la Olimpiada de Geografía de la República Argentina (ArGeo). Ganador de 4 medallas de la Olimpiada de Geografía de la República Argentina (ArGeo) y de 1 medalla en la Olimpiada Nacional de Economía (UNGS). Miembro del Equipo Nacional de Educación Ambiental de Scouts de Argentina y de la ONG Nexxos de Simulacros Educativos. Ganador de Simulacros de Naciones Unidas y de la Cámara de Senadores de la República Argentina. Coordinador Senior y Director del Departamento de Estudios de Estudiantes por la Libertad Argentina.


Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa.

Write for Us

Our Writers

X