Test
Students For Liberty is the largest pro-liberty student organization in the world.
To get started, please select your region on the map.

Libertad de Expresion

El genio del mal de Descartes, más vigente que nunca

By

Podrá no gustarnos la filosofía cartesiana pero todos sabemos que su propuesta es una de las bases fundamentales de la invención del individuo, de la creación de la modernidad, de la ascensión del sujeto como escindido del mundo de los objetos. Aún así, hoy nos concentraremos en su genio maligno y en relación a los dichos del Jefe de Gabinete de Argentina: Santiago Cafiero.

avatar

Nicolás Pierini

Estudiante de la Licenciatura en Ciencia Política y el Profesorado en Geografía en la Universidad Nacional de Mar del Plata
Coordinador Senior y Director del Departamento de Estudios de Estudiantes por la Libertad Argentina


La conclusión famosa de Descartes de cogito ergo sum, (pienso, luego existo) llega recién después de darse cuenta que, aún cuando un genio maligno estuviera engañándole respecto a algo tan elemental como las matemáticas y aparentemente tan real, el genio maligno nunca lo podría engañar de una cosa: si él dudaba de todas las cosas a su alrededor, incluso de las matemáticas, habría una cosa de la cual no podría dudar, de que justamente, estaba dudando. Aunque el genio maligno lo engañara, nunca podría dejar de dudar y, si estaba dudando, estaba pensando; si estaba pensando, existía.

Cafierito tercero de la dinastía monárquica vividora del Estado, Antonio, digo Juan Pablo, digo Santiago Cafiero volvió a defender al presidente cuando dice que los medios instalan las realidades del país y confunden a las personas. Es verdaderamente lamentable que piensen, como dice el periodista de TN Marcelo Bonelli, que detrás de las preguntas de los periodistas o las manifestaciones masivas en los sucesivos banderazos hay un genio maligno desde las profundidades del inframundo llamado Clarín que les indica qué preguntar a unos y cuándo reclamar a otros. En efecto, Santiago Cafiero piensa eso y Bonelli se lo hizo saber dejándole bien claro que ellos hablan por ellos, que nadie los manda a decir o preguntar tal o cual cosa, pero la rotunda negación ponciopilatista del nacional populismo más chavista no es capaz observar algo tan simple.

Así como el genio maligno de Descartes podría indicarle qué hacer o engañarlo respecto a lo que sucede en las matemáticas, Cafiero piensa efectivamente que todos los que manifestamos nuestra discrepancia con uno de los peores gobiernos desde que volvió la democracia (sino el peor) somos guiados por un genio maligno que nos ordena algo y nosotros lo acatamos. Usted nunca leerá este pequeño artículo Jefe de Gabinete pero aún así me atrevo a decírselo: no sean tan imberbes; no repitan el discurso que iniciaron allá por 2008 y que se tradujo en la totalitarista Ley de Medios hace más de una década. No crean que Macri ganó en 2015 por Clarín porque eso fue voto popular como ustedes lo tuvieron el año pasado y está muy bien… más bien me fijaría en el genio maligno que lleva por una porción de comida a gente a marchas o que les regala un terreno por votos.

No es muy difícil de comprender que su visión es tan alejada de la realidad que, aún cuando hay gente que los votó en las marchas, ellos piensan que esas mismas personas que los votaron y ahora marchan contra ellos, siguen las órdenes de un genio maligno. Desconexión preocupante del acontecer diario.


Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty Inc. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa

Write for Us

Our Writers

X